La Oposición tiene Mucho Trabajo

Hace falta que espabile la oposición, pero para que así pueda espabilar el votante, al que le pueden haber pasados desapercibidos los muchos vicios que habéis desarrollado como Mal Gobierno, precisamente por no haber tenido una oposición que llame la atención sobre esos vicios.

La oposición tiene su parte de culpa por haberos dejado hacer lo que os ha dado la gana, no reparar en vuestros vicios y defectos, y no informarnos y hacer algo al respecto, pero el resultado final es que tengamos un Peor gobierno y una necesidad mayor de cambiarlo.

Este Mal Gobierno que sufrimos es la causa de que la oposición tenga mucho trabajo por hacer, mucho más del que hace, y mucho más del que ninguna oposición podría hacer. Pero la solución no pasa por que la oposición trabaje más, la solución pasa por que votemos a otros partidos en las próximas elecciones del 26 de mayo.

El trabajo que le toca hacer a la oposición ahora es de movilizar a sus militantes, simpatizantes y ciudadanos en general, comunicar mucho y bien las razones por las que hay que cambiar a este Mal Gobierno (que razones no faltan, y de mucho peso), e ilusionarnos con el Buen Gobierno que podemos tener como alternativa al vuestro.